Preguntas Frecuentes

Si es la primera vez que te animas a portear, es muy normal y dable que surjan muchas preguntas sobre el producto, la técnica, la comodidad, pro y contra del uso del Portabebé, bienestar del bebé y muchas preguntas más.

Hoy hemos recopilado las preguntas más frecuentes que nos hacen muchas mamitas, que tenían las mismas dudas que tú. Aquí las respuestas.

 

DEFINICIÓN Y USO CORRECTO DEL PORTABEBÉ

 

¿Qué son los portabebés ergonómicos?
El Portabebé ergonómico es aquel que respeta la postura natural del bebé favoreciendo el correcto desarrollo de su espalda y cadera. Es adaptable no solo para el bebé, sino también para el mamá, papá o cualquiera que lo lleve, resultando para ambos cómodo y seguro.

¿Qué diferencia hay entre los portabebés ergonómicos y los demás portabebés más comerciales?
La diferencia más importante es la posición que tiene el bebé dentro del Portabebé. En el portabebé ergonómico el bebé adopta una posición natural y cómoda que le ayuda a su desarrollo, tal como estaba en el vientre materno. Sus piernas no cuelgan, su espalda queda bien sujeta sin necesidad de ser forzada y su peso no recae sobre sus genitales. El portabebé ergonómico sujeta perfectamente al bebé y libera por completo las manos del portador.

En un Portabebé convencional, conocido también como canguro o colgona el bebé va colgado, su espalda está forzada al igual que sus piernitas y todo el peso recae sobre sus genitales, maltratándolos, ya que esta zona no está preparada para soportar peso. Ésta es una posición antinatural, incómoda y perjudica el desarrollo de su espalda, cadera y piernas.

¿Qué tipos de portabebés ergonómicos hay? 

Existe una amplia gama de portabebés ergonómicos. Cada uno pensado en las necesidades de cada bebé y de la edad del mismo. Hay Fulares tejidos, fulares elásticos, bandoleras, mei tais, mochilas ergonómicas, etc. Estos son los más populares, pero también podemos encontrar portabebés asimétricos como pouch, Tonga, Suppori, híbridos como meihip, meichila, o portabebés más tradicionales como onbuhimos, podaegis, bambará, Kanga.

¿Cómo es la posición adecuada llamada “ranita”?
Esta es una postura natural, que tenía el bebé en el vientre materno. El bebé está pegado al cuerpo de su papá/mamá, donde reposa su peso. Las piernas del bebé están abiertas ligeramente hacia los lados, las rodillas del bebé están más altas que sus nalgas, formando sus piernas una forma de M. La columna vertebral del bebé mantiene su forma natural de C y el portabebé sostiene su espalda.

¿Los portabebés ergonómicas se pueden poner en la espalda? 

Sí, pueden ser usados al frente o a la espalda.

Cuando los niños van creciendo la espalda suele ser una opción más cómoda porque no limita el campo visual y le permite al niño poder ir mirando todo a su alrededor.

¿Por qué fomentar el uso de los portabebés ergonómicos?
Porque es importante recomendar un Portabebé que sea respetuoso con la fisiología del bebé y sea cómodo para la persona que lo lleve. A parte es importante que más papis puedan conocer de los beneficios de portear y puedan disfrutar cómodamente de este contacto con su hijo.

 

TIEMPO DE USO Y POSICIÓN ADECUADA  

¿Desde cuándo se puede portear? 

Desde el primer día de vida de tu bebé, incluso si es prematuro, se beneficiará del contacto contigo. El Portabebé ergonómico siempre debe adaptarse al cuerpo del bebé.

¿Se puede portear a un bebé prematuro?

Claro que sí, nada mejor que el contacto directo con mamá o papá, siempre que el portabebés ergonómico sea el más conveniente para ello, respetando su postura fetal o postura ranita. En este caso el más idóneo es el fular tejido.

 ¿Y hasta cuándo se puede portear? 

Hasta cuando tú y tu bebé lo deseen. La edad promedio es hasta los 4 años. Cuánto más ancho sea o se haga el asiento del Portabebé mayor es su tiempo de uso.

¿En qué posición puedo llevarlo? ¿Mejor echadito o erguido?

Dependiendo del tipo de portabebés se puede portear delante, a la cadera o a la espalda, siempre teniendo en cuenta el desarrollo del bebé. La postura más natural para el bebé es erguida, ya que de esta manera respetamos su postura fisiológica. Esta postura favorece la lactancia materna al darle libre acceso al pecho, así evita en la madre dolor o grietas mamarias por mala postura. También ayuda a la digestión, previniendo los cólicos, los gases y el reflujo. La posición echadito o modo cuna debe ser observada y controlada, ya que puede forzar a que la barbilla del bebé quede demasiado pegada al pecho, corriendo riesgo de asfixia.

¿Puedo dar el pecho mientras porteo?

Por supuesto, en un portabebés ergonómico podrás dar el pecho a tu bebé con total comodidad e intimidad en donde te encuentres, incluso si vas caminando. El uso del Portabebé facilita el acceso a la lactancia materna.

¿Qué actividades puedo realizar mientras porteo?

Portear nos permite hacer múltiples actividades gracias a que libera nuestros brazos. Realizar pequeñas tareas en casa, atender a otros hijos, sacar al perro, hacer compras, practicar ejercicio moderado, hacer salidas al aire libre como ir a la playa, a la montaña, al campo, etc.

¿Mirando al porteador o mirando “de cara al mundo”?

Que nuestro bebé este de cara al mundo no es una posición adecuada por el contrario está contraindicada por varios motivos: no se respeta la postura natural del bebé, esforzando su espaldita, se le expone a una sobreestimulación para la que su cerebro todavía no está preparado, no tienen donde apoyar su cabecita si quiere descansar, si se asustan no tienen donde refugiarse y, al no tener la referencia del porteador es como si estuvieran solos. Esa experiencia de porteo deja de ser agradable y se vuelve agotadora para el bebé.

 ¿Qué consejos debo seguir para portear con seguridad?

  • El bebé debe ir siempre bien pegado a nosotros. Si nos agachamos, no debe despegarse de nuestro cuerpo.
  • El bebé no debe estar torcido ni ladeado dentro del portabebé
  • La carita del bebé debe estar siempre visible.
  • La barbilla del bebé nunca debe tocar su pechoya que puede sufrir una asfixia.
  • Su cabeza debe tener un apoyo, sobre todo cuando se duermen.

¿Cuánto tiempo puedo llevar a mi bebé en un portabebés?

Los portabebés ergonómicos garantizan que el niño se sitúa en una posición saludable y cómoda. Si tú y tu bebé se sienten cómodos, lo puedes portear todo el día. Teniendo pausas para cambiarle el pañal o si el bebé muestre que quiere salir.

¿Y no se cae?

Haciendo un uso correcto del portabebé y siguiendo las instrucciones del fabricante son muy seguros para el bebé.

¿No dan demasiado calor?

El portabebé es como una capa más de ropa, Por ello durante el verano, es preferible portear a la cadera o a la espalda y utilizar tejidos naturales,  como el algodón, porque son más frescos.

¿Me dolerá la espalda porteando?

Un portabebés ergonómico respeta la postura del porteador y no debe causar ningún tipo de daño en él, siempre y cuando sea usado correctamente.

Los portabebés ergonómicos reparten el peso equitativamente por el tronco -hombros, espalda y cadera. Como excepción esta la bandolera y portabebés asimétricos, que cargan sobre un solo hombro, por lo que se recomienda para porteo esporádico o tiempos cortos.

Si duele la espalda al portear es que algo no se está haciendo correctamente, bien porque el portabebés no es ergonómico, bien porque no está correctamente colocado o ajustado.

¿Se mal acostumbrara el niño a ir en brazos?

Los bebés necesitan ser llevados en brazos, no por costumbre o por capricho, sino por la propia evolución de nuestra especie. Los humanos nacemos prematuros y necesitamos 12 meses de exterogestación, por lo que el lugar ideal para completar este tiempo de maduración y adaptación al nuevo entorno son los brazos de mamá y papá.

Este acto le dará la confianza y seguridad necesaria para cuando pueda conocer y explorar el mundo por sus propios medios.

¿Cómo lavo mi Mochila Ergonómica? 

Se lavan con jabón neutro y agua fría y se secan a la sombra.

¿El portabebés se puede lavar en la lavadora?

Si, las recomendaciones que habrás de seguir serán similares a las de lavar cualquier prenda del bebé y atendiendo al tipo de tejido en el que está confeccionado el Portabebé. Es importante seguir siempre las recomendaciones del fabricante.